Project Description

Integración funcional®
En la Integración funcional, IF, el profesional del método guía a la persona a través del movimiento con un toque suave y no invasivo, es decir, mediante una forma de comunicación táctil, kinestésica, que se realiza con las manos.
La lección de integración funcional se relaciona con un deseo, intención, necesidad o demanda del cliente y el proceso de aprendizaje se lleva a cabo a través de la interactuación y el respeto por las habilidades de la persona, sus cualidades e integridad. El profesional crea un ambiente en el cual se puede aprender cómodamente y se desarrolla una lección solo para ese alumno, hecha a medida para la configuración única de esa persona en particular y en ese momento, en que se transmite la experiencia de comodidad, placer y facilidad de movimiento, mientras que se aprende cómo reorganizar el cuerpo y comportarse de formas nuevas, diferentes y efectivas. La intención del profesional es instructiva y de comunicación.
Suele vivirse como una experiencia lúdica, agradable, reconfortante y distinta. Es una modalidad especialmente recomendable para abordar temas muy específicos, y en que es posible profundizar en preguntas relevantes que quizá las personas no quieran plantear en las clases en grupo.
La integración funcional se realiza generalmente con el cliente acostado en una camilla diseñada para este trabajo y puede durar unos 60 minutos. También se puede interactuar con la persona en las posiciones de sentado o de pie. A veces, se pueden utilizar algunos accesorios (rulos, cojines) en un esfuerzo por dar buen apoyo a la configuración corporal de la persona o para facilitar determinados movimientos.